AutoCAD AutoCAD Práctico

Juegos Infantiles

Este texto pertenece al capítulo 14 del libro AutoCAD Práctico. Aprende con 130 ejercicios, escrito por Fernando Montaño, Antonio Reyes y Milton Chanes.


A principios del siglo XIX las plazas nacieron como lugar de esparcimiento para la burguesía, principalmente porque eran las que tenían más tiempo libre, siendo la clase social privilegiada de por entonces. Rápidamente aparecieron espacios públicos para la clase obrera, hasta convertirse en polos diferenciadores de una ciudad, incluso hasta la primera mitad del siglo XX. Hoy día la plaza sólo puede concebirse como un lugar público, de acceso libre a todas las clases sociales, al menos en la teoría. 

La diferencia entre plaza y parque, muchas veces está supeditado al tamaño y no ciertamente a formar parte de un damero, ocupando una o dos manzanas de la ciudad, como se concebían en el siglo XX. Aún existe esa trama urbana, por supuesto, pero hoy día el espacio verde o público, busca integrarse en la cuidad de diversas maneras. Hoy no existe un modelo único, sino que se busca en su entorno más inmediato cómo debe ser para adaptarse al lugar.
De hecho, las plazas inicialmente nacen como un espacio de reunión, un ágora contemporánea que se adapta a las nuevas reglas de la ciudad. En las ciudades del Renacimiento podemos ver plazas ubicadas delante de edificios públicos e iglesias, evidentemente por la necesidad de contener un grupo de personas reunidas. Muchos son los modelos de plaza existentes que se entienden en el contexto en que fueron creadas. Hoy día una plaza o un parque deben contener una combinación de tierra, agua y aire con cierta armonía. Se crean espacios para la música, se piensa en terrazas para cafeterías y servicios públicos, además de lugares para contemplar la naturaleza, y una zona para familias, donde no faltarán los juegos de niños. 
 
Estos juegos, que en nuestra niñez nos contentábamos con un tobogán y un columpio, hoy día son verdaderas aventuras de supervivencia. Nuestras madres se asustaban porque nos tirábamos de “manera inadecuada” por el tobogán o incluso por nuestra insistencia en alcanzar las nubes con el columpio. Hoy día, ciertamente, cada juego de niños parece contener una trampa tras otra, pero ellos consiguen no hacerse nada.
Ahora nuestros juegos nos parecen muy inocentes al lado de las secuencias de ejercicios que encontramos hoy en los parques. ¿O será porque ahora somos nosotros los padres?
 


Este libro le apasionará. Casi jugando, absorberá e interiorizará una ingente cantidad de habilidades con el programa líder del Diseño Asistido por Ordenador. Basta tener unos conocimientos mínimos del programa para afrontar las 130 prácticas con garantías de éxito, es decir, con garantías de aprendizaje y de entretenimiento.
Entre los tres autores de este libro tienen más de 60 libros escritos, y han puesto en esta última creación lo mejor de sí mismos para ofrecer un programa formativo muy estudiado y equilibrado.
Este programa formativo se realiza a través de 20 capítulos y de 130 prácticas clasificadas por orden de dificultad y apoyadas con infinidad de imágenes, trucos, notas y otros recursos didácticos, como archivos y vídeos de ayuda

 

Te has interesado por…

Aún no has mirado mis cursos online

Cursos Online y más