Objetivo: ¿BlackBelt?

karate
Algunos de ustedes ya conocen mi afición a las artes marciales, especialmente al Karate Shotokan. Más allá de la disciplina en sí, lo interesante de las artes marciales es la filosofía. Esa que es difícil de explicar con palabras y que termine convenciendo de la misma manera que implica sentirla. 

El que hace Karate, termina haciéndolo todo el día, porque no se trata de pelear, no se trata de atacar o defender. No tiene nada que ver con eso. Se trata de una mejora personal. Un encuentro con uno mismo, y como poder usar nuestro ser para adaptarlo a una disciplina a través de la técnica. 


En las artes marciales se premia el esfuerzo y la dedicación a través de cinturones, especialmente en las japonesas y suelen seguir más o menos la misma lógica de colores como son Blanco (1), Amarillo (2), Naranja (3), Verde (4), Violeta/Azul (5), Marrón (6), Negro (7).

Al ver los colores uno piensa que el negro es el máximo. Sólo cuando uno comienza a obtener esos colores como premio al esfuerzo toma conciencia que en realidad el negro, el “BlackBelt” es simplemente el comienzo, y no el final. Cuando uno consigue ser negro, y adquiere el grado de 1er. Dan, acaba de llegar al descansillo de una escalera que ahora hay que seguir subiendo con escalones que no cumplen Blondel, y se hacen cada vez más difícil. 

Por lo tanto, cuando uno empieza en las artes marciales, es probable que mire los cinturones como quien mira el diploma de un curso. Como algo que hay que conseguir. Con el tiempo, cuando uno consigue esos diplomas llegará a la conclusión que la importancia del grado no radica en el color, sino en el conocimiento. Y eso es algo que no se puede medir. 

Por eso insisto constantemente, que no deben preocuparse tanto por los diplomas que otorgan algunos cursos. Un diploma no significa en absoluto que sepa más, o que hayas aprendido mejor. Un diploma es, sólo un certificado de que has participado de un curso, o que has salvado un examen, o un conjunto de exámenes. Mejor pregúntate si quieres aprender para llenar la pared de diplomas, o decorar tu cintura con muchos colores, o simplemente deseas aprender y dominar la técnica que te has propuesto. 

Ningún curso te convertirá en cinturón negro. ¿Sabes cuál es la diferencia entre un Cinturón negro de Karate Shotokan y uno cinturón Naranja de la misma disciplina? Simplemente que el negro, lleva más tiempo, tiene más experiencia, y saber hacer mejor, lo que el naranja también sabe hacer. Incluso, puede que el cinturón naranja pueda hacer algunas técnicas mejor que el cinturón negro, puede tener habilidades innatas. La diferencia está en el que el cinturón negro sabe trabajar con sus limitaciones, y el naranja aún no las conoce. 

Por lo tanto, no caigas en la tentación de aprender cursos que te ofrezcan hacerte cinturón negro si ni siquiera eres cinturón blanco aún. Yo te ofrezco aprender Revit, y cuando termines el nivel 1, habrás alcanzado un primer nivel. Podrás hacer tus primeros anteproyectos con el programa. Aprenderás como pensar con Revit. Como construir tus primeros edificios y entonces estarás listo para continuar en tu aprendizaje con mi Nivel 2 del programa. 

Llegar a cinturón negro, es una meta que comienza andando. Yo puedo enseñarte el camino. No te preocupes, también tendrás tu diploma, pero no se te olvide nunca que la meta de un curso es aprender, no decir que he aprendido. Eso, créeme, al final se nota…
OSS
www.revitonline.es

ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Mi Tienda Online acepta:

       

Categorías

Artículos

Flickr

    Histórico de archivos

    Newsletter

    Suscríbete

    * indicates required

    View previous campaigns.