Autodesk Revit

El tren del BIM ¿te subes?

La década del ‘10 en la historia del software para arquitectura y construcción, será recordado como la década del cambio. La transición entre el CAD y el BIM. No significa en absoluto que el CAD muera una década después pero sí que habrá un cambio radical en la siguiente década y donde el BIM tendrá un nuevo auge significativo.

La década del ‘20 se caracterizará por la aparición masiva del “Internet de las cosas”, donde los espacios, y los edificios en general (además de los aparatos electrónicos) tendrán un papel fundamental.

El BIM implica la construcción de un modelo virtual, el avatar de un edificio real. Algún día, en la siguiente década, lo que le ocurra al edificio real repercutirá en el edificio virtual, de manera automática, gracias al Internet de las cosas. Entonces, el mundo real y el virtual serán uno, conviviendo.


En la década del ’30 las construcciones prefabricadas usarán impresoras 3D combinando materiales tradicionales con modernas soluciones, que permitirán incluso la recuperación y reciclaje de materiales. El modelo virtual, dará lugar de manera directa al modelo físico. No es ciencia ficción, ocurrirá de manera habitual en la década del ´30 y ’40.

Hoy día cuando se hace BIM en un proyecto de construcción, su creación puede tardar 1 año, hasta que comienza la construcción. Tiempos similares al proyecto creado y diseñado en un CAD. Luego, pasarán 2 años más hasta que la gente pueda vivir en él. Pero el edificio tendrá una vida útil de 50, 70 o 100 años, y muchas reformas, y todas las modificaciones que recibirá el edificio, afectarán de manera directa a la información que existe sobre el edificio virtual, que se generó con BIM. 

Los cambios serán rápidos. Hemos visto como de la nada pasamos a escribirnos e-mails en la década de los 90 y tras 10 años casi sin cambios, a que los coches nos lleven a cualquier lugar del mundo con pocos datos. Incluso llevamos computadoras a todas partes que caben en la mano con toda nuestra información personal y que son capaces incluso de llamar por teléfono. Y el coche y el transporte en general comienzan a hacer sus primeros pasos como autómatas. En la década de los 90 nos enojábamos con Microsoft porque lo abarcaban todo. Sin embargo hoy día aceptamos como google sabe más de nosotros que nosotros mismos, por la simple necesidad de llegar rápido a “nuestra” información.

Por lo tanto, lo que hoy nos puede parecer algo novedoso o curioso, en un futuro próximo puede formar parte de nuestro día a día sin que nos demos cuenta. El BIM forma parte de ese futuro cercano. Será el que ponga el edificio a formar parte del Internet de las cosas. A tal punto, que un día, las ciudades estarán “vivas”. La capacidad de crear viviendas a través de impresoras 3D y materiales prefabricados reducirán los costes y el usuario ya no se mudará de barrio, simplemente cambiará de modelo de vivienda en la medida que sus necesidades cambien. La vida útil de una vivienda se reducirá, y tendremos a lo largo de nuestra vida quizás 5 o 6 modelos de viviendas diferentes. Porque en ese nuevo futuro la vivienda será un hardware que será más sencillo rehacer de cero, que rehabilitarlo. Esto ocurrirá en la década del 50 o 60. Lo que hará que las ciudades estén vivas, conectadas y crecerán y cambiarán casi a diario, como si fuera el juego SimCity.

Un día existirán carreras universitarias y programadores específicos para esta área en concreto. Nacerán profesiones nuevas que cubrirán esta necesidad. Nosotros somos los primeros que pertenecerán a este nuevo mundo. A estas nuevas oportunidades profesionales que van mucho más allá del Consultor BIM o Experto BIM que afloran por debajo de las piedras estos días, como si fuera algo moderno, útil y necesario. Lo cierto es que el BIM pertenece a algo mucho más complejo e impredecible. A un mundo más tecnológico, que Asimov imaginó en mundos lejanos.

¿Qué están haciendo las universidades por este cambio? Me temo, que no demasiado. Sólo recogiendo lo que existe, e intentando aplicarlo como se puede. Aunque todavía se está a tiempo de torcer la balanza del mundo tecnológico. El mundo económico, social y político se definió tras las 2 guerras mundiales. Pero el tecnológico, aunque parezca definido por los mismos, es mucho más directo. Mucho más personalizado, y podría nacer en cualquier lugar. Si las universidades fueran listas, y los gobiernos también, buscarían que esa tecnología que está surgiendo se unifique en un espacio común, local, con el único objetivo de apostar al futuro. Quien lo haga antes, ganará estar primero en el mundo 3.0 que se avecina. 

La revolución industrial y las guerras mundiales crearon y definieron la clase media que es la que mueve nuestra sociedad, basada en la relación trabajo/consumo. Las reglas sobre esto ya están definidas desde hace mucho tiempo, y aunque las crisis más o menos hagan salir diferentes países cada tanto al top ten, al final es como el ranking de la FIFA, los primeros siempre son los mismos y el sistema social basado en el trabajo/consumo/ocio es el que más funciona. Para bien o para mal. Nos gusta recolectar y cazar, siempre fue así.

El sistema de enseñanza actual fue formulado para crear una clase de media preparada para comprar el “pan”, y realizar compras básicas. El alumno aprende un dogma, unas creencias que lo hacen pertenecer a un “club”, para luego poder moverse dentro de las reglas del club y permitir que éste siga funcionando. Se crean profesionales con el único fin de sustituir las “máquinas” humanas del sistema. Pero… ¿porque no hacer algo distinto o al menos conseguir “máquinas” de un nivel superior?. Si ese es el camino que hay que seguir, ¿porque no crear las mentes que dominarán el siguiente modelo de mundo? el tecnológico.

Hoy día está naciendo la generación que vivirá en el Internet de las cosas. Quien controle ese mundo, controlará el mundo del futuro. El BIM, en este futuro cercano será el “software” que convertirá al edificio en el “hardware” que rodeará a las personas del futuro. Ese camino ya está marcado… la única duda quizás es, si tú formarás parte de él creándolo o viviéndolo.


Escrito por Milton Chanes
7 de Julio 2015



Oferta de hoy en cursos online

Aprende Revit, Lumion y otros sin salir de casa

Te has interesado por…

Aún no has mirado mis cursos online

Cursos Online – ¡Pruébalos!