Lumion: te interesará usarlo

09-04-2015+14-44-58


Hace 10 años cuando aparecían promotores inmobiliarios por debajo de las piedras, y las promociones prosperaban como hongos, se invertía mucho tiempo y dinero en presentar el proyecto. Había que venderlo, incluso antes de poner la primer máquina en el terreno. De hecho, el promotor, tras firmar la compra de una parcela, lo primero que hacía era plantar un cartel, grande, muy grande, con la infografía que estuviera dispuesto a pagar. 


Con los renders había que conseguir el mayor realismo posible, para distinguir de los demás. Luego la creación de dossier, más carteles, hasta crear webs específicas para promociones inmobiliarias. A mi me tocó hacer varias. Pero claro, toda esta ensalada de información cumplía una función y era ser lo más atractiva posible para el comprador, incluso para el banco. 


En Arquitectura nunca hay tiempo, pero lo cierto es que siempre se contaba con un tiempo justo para hacer algo “decente”, y ajustarse a la realidad del promotor. Las ventas salían rápido, así que el promotor ya estaba pensando en la siguiente promoción, y el trabajo fluía. En ese entonces trabajábamos con programas como Revit o AutoCAD para modelar, para luego usar 3D Studio Max y V-Ray para conseguir los mejores renders posibles. Claro, en la medida que el trabajo se hacía más complejo, con la incorporación de vegetales 3D, personajes, coches, y la necesidad de crear animaciones los tiempos de renderizado se disparaban. Pasábamos de un trabajo de 2 semanas a un trabajo de 2 meses, o 3 meses. ¿Mejor? Bueno, todo es relativo. El incremento de tiempo, y la complejidad de las escenas implican grandes inversiones en software y hardware. Tener tu propia granja de renders, e incluso puntualmente alquilar servidores externos para conseguir hacer animaciones de 3 o 4 minutos en 2 semanas sólo renderizando, las 24 horas cada día. Puf. Un trabajo complejo, lleno de problemas a resolver. Luego editarlo, y un sinfin de cosas como los famosos cambios de último momento cuando ya llevas 5 o 6 días renderizando. Esos cambios que sólo el promotor es capaz de darse cuenta de la diferencia,… bueno, otros tiempos.


La cuestión es que entonces los estudios de arquitectura se dedicaban a hacer proyecto, los de ingeniería a aportar soluciones a la estructuras, y una serie de empresas afines donde cada cual aportaba su parte para hacer ese edificio. Los renders, se hacían fuera, con empresas especializadas en ello, como era mi caso. 


Con la llegada de la crisis, los estudios de arquitectura competían con sus colegas por los proyectos. Comenzaron ofreciendo la creación de renders incluidos en su precio, al principio contratando ellos a las empresas dedicadas a renders, y luego creándolos ellos directamente. Ahora había menos trabajo y debían abarcar el máximo posible de un edificio. 

Era otra época, con su punto de furor en el período principios del 2004 a principios del 2008.

Desde entonces, las cosas (cuando hay cosas) se hacen de otra manera. Ahora el estudio de arquitectura ha heredado la necesidad de proyectar y “vender” su proyecto. Promotores hay, alguno queda, pero son muy pocos. El arquitecto de hoy en España, sobrevive (hablo del profesional medio) rehabilitando locales comerciales, peritajes, reciclaje de viviendas en los pueblos, y pequeños salvavidas que siempre hay. Ese arquitecto ha necesitado afianzarse en solitario adquiriendo más conocimientos de software que antes delegaba en otros. Ahora necesita hacer el máximo posible para que al final de la factura, le quede una ganancia. Ahora proyecta, y se ayuda de programas como Cype para calcular la estructura. Antes también lo hacía, pero menos, tenía gente que lo ayudaba en el despacho, ahora suele estar solo. Aprende Revit, y empieza su andadura en el BIM. Utiliza Presto, Arquímedes, y empieza a probar software alternativo para bajar coste. Se plantea si alquilar AutoCAD a 250 euros al mes, con la nueva promoción de Autodesk, o usar Ares Commander (el CAD de Graebert) que cuesta 28 euros al mes. Y cuando llega el momento de presentar su idea a un cliente, ya no va únicamente con plantas, alzados, necesita algo global. No sólo que le ayude a vender mejor su proyecto sino también poder “ver” su proyecto en funcionamiento. Entonces, es cuando programas como Lumion, son vitales. Algo que cualquiera puede aprender a usar en pocas horas de formación. Incluso sólos, con algo de tiempo. Funciona como un juego, es más sencillo de usar que SimCity, y el arquitecto podrá conseguir renders, y animaciones en un día de trabajo. Quizás el render que consiga no es el mismo que conseguirá un experto en Max y V-Ray. Si, es posible. Pero lo hará el mismo, lo hará en su despacho, en un día de trabajo, y el resultado que obtendrá es muy bueno. Tan bueno es, que programas como FryRender, V.RAy, MentalRay, etc, simplemente es imposible que hagan lo mismo que Lumion en el mismo tiempo. Así de simple, imposible. Por lo tanto, no sólo se trata de la calidad final del render, sino del objetivo primordial de este tipo de herramientas que no es la de ganar un oscar al mejor efecto en arquitectura gráfica, sino simplemente cerrar un proyecto, para empezar a construirlo. Y en eso, a Lumion, no le gana nadie. Se ponga, quien se ponga. Eso sí, no te quedes con la idea de que no se pueden conseguir grandes renders con Lumion. Eso tampoco es así. Sólo que en mi caso sé usar V-Ray y se cuanto puedo sacarle al programa. Pero también se las horas que pasé entrenándome, el tiempo que dedique a aprender, y las varias decenas de proyectos que he realizado. Por eso me creo en el derecho de decir que Lumion deberían ser una de tus prioridades. Dominarlo te llevará pocas horas y conseguirás verdaderas obras de arte. En vegetales y agua, no le gana nadie. Sí, es verdad, en primeros planos los objetos se parecen más a juegos como Sims o Simcity… pero ojo, también es válido ¿o no? Mira este ejemplo, te gustará. Ya lo creo que te gustará…

ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Mi Tienda Online acepta:

       

Categorías

Artículos

Flickr

    Histórico de archivos

    Newsletter

    Suscríbete

    * indicates required

    View previous campaigns.