“Gurus” del BIM: lean esto por favor

26-10-2015+20-49-55
Carta (abierta) a los “gurús del bim” (que quieran leerla, claro). 

Después de tanto tiempo que venimos hablando al mundo (o a los pocos o muchos que nos siguen en cada caso) sobre el BIM, creo que resulta vital que nos pongamos de acuerdo en serio sobre que decir y que no decir sobre el BIM.

Es que me preocupa mucho que hemos llegado a un punto donde el BIM es una realidad, y la implantación en España está a la vuelta de la esquina, y resulta que muchos empiezan a aflorar por debajo de las piedras como Bim Manager, o profesiones que implica en uso del acrónimo B.I.M. que tan popular se ha hecho para llamar casi a cualquier cosa “BIM”.

Las modas me preocupan, porque la idea es que el BIM se quede, y las modas siempre son pasajeras. Por lo tanto el “BIM” no puede ser una “moda”. ¿Están de acuerdo?

Resulta que alguien ha comenzado diciendo que el BIM sirve para ahorrar dinero en la construcción, algo que a priori es imposible de demostrar, y ustedes lo saben. Incluso saben, como gurús que son de esta tecnología que realmente resulta más caro, por la simple razón que implantar cualquier cosa, por el sólo hecho de existir implica cambios, ajustes, implantaciones y ya de por sí todo ello encarece. Yo lo sé, y ustedes lo saben. Sin embargo, día a día, cada cosa que leemos sobre BIM empieza diciendo la terrible frase “con el BIM se ahorra un 20% en la construcción”… ¿20%? ¿De donde sale esa cifra? ¿Quién la inventó?. ¿Quién hizo ese cálculo? ¿De verdad vamos a dejar que esta frase se repita cada día en cada conferencia, cuando todos sabemos que es mentira. Porque es mentira ¿verdad? ¿O ustedes están de acuerdo?

Ya sé, ya sé. Me dirán, que gracias al BIM se consigue un modelo virtual que contiene toda la información del edificio, y que gracias a eso se pueden conocer problemas antes de fabricar o comprar cualquier cosa… Vale, eso será verdad algún día. Quizás, Incluso puede que nunca, al menos tal cual existe la construcción hoy día. Vamos, ¿de verdad me van a decir que hoy día se puede hacer un modelo BIM que llegue a tener el 85% de la información de un edificio real antes que se construya? Ustedes saben que eso no se puede, no existe. Porque los fabricantes no ofrecen toda la información que se necesita para llegar a semejante porcentaje de “realidad”. Entonces como alguien puede salir y decir que se ahorrará un 20% en la construcción de un edificio, sólo por hacer BIM. En que cabeza cabe asegurar semejante cosa. No ven acaso que “vender” el BIM así al final la gente, los profesionales, los que construyen de verdad, terminarán creyendo que se les ha engañado. 

¿No ven acaso que el camino correcto para fomentar el BIM es mostrar y contar las grandes ventajas que tiene como herramienta de gestión? y nada más (y nada menos) que eso. 

Un modelo virtual que nos puede adelantar acontecimientos futuros, pero que sólo es un modelo virtual, un “futurible”. Que estará muy lejos en los próximos 20 o 30 años de ser un avatar de un edificio real. Para que en un futuro eso empiece a ser una realidad, es que se empieza hoy. Pero no se le puede “vender” a los nuevos profesionales una realidad que no existe.

Les hablan de cosas como si pudieran ocurrir hoy, cuando es una teoría, casi una utopía. ¿Como que no es una utopía? Se les habla a la gente del BIM como si fuera una única cosa. Cuando el propio BIM, el Building Information Modeling debería ser 1 (UNO) por edificio, y resulta que se llegan a tener 2, 3, 5 modelos híbridos del mismo edificio para “usar en diferentes aplicaciones”. ¿O me van a decir que no? Vamos, a mí no. A mi no me lo tienen que vender. Es verdad que se crean cosas para llegar algún día a ese punto. Eso es verdad. Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. 

Hemos pasado de que el BIM era el modelo que contenía información que lo creaba 1 (UN) programa, para ahora convivir con ese modelo para integrarlo en varios programas, en muchísimos programas. Entonces el modelo BIM debe adaptarse, exportarse, importarse y usar varios formatos para ir adquiriendo las propiedades que interesan en cada etapa. ¿Sí o no? Pero si ni siquiera Revit es capaz de trabajar con la información de arquitectura y todo el MEP en un sólo modelo. ¿Como vamos a vender la idea siquiera de que el BIM es una sola cosa, cuando aún falta muchísimo para eso? 

Sólo hay que ver la imagen elegida para el evento BIM en Canarias en estos días y que aquí inserto…

Observen con atención por favor, señores Gurús del BIM, el gráfico que aparece en este “afiche” que resume a la perfección lo que se está vendiendo…. ¿Lo han visto? Formatos, nuevas profesiones, y nuevos usos del modelo, y atrás, en un color muy tenue los programas que hacen BIM. ¿Exactamente como van a ahorrar en la construcción de un edificio? 

Absolutamente nada, verán que al final será más caro. 

Entonces ¿porque se vende que es más barato?

La explicación es bastante sencilla. El mayor problema de los edificios y la construcción en general son los “imprevistos”. Que muchas veces, son simplemente falta de previsión, más que imprevistos. 

¿Cuanto cuesta el m2 construido de vivienda VPO en Navarra? 850 euros el m2. Ahora multipliquen los metros cuadrados a construir y listo, ya tienen una “previsión”. 

¿Como se consigue afinar ese número? creando el proyecto, creando listas de materiales, y sus respectivas cuantificaciones, para llegar a un precio final del m2 más cercano. ¿Será el precio final?. ¡No!, porque la construcción, o el cálculo de llevar adelante un proyecto constructivo se permite un margen de error, (viene integrado en la profesión). 

¿Cómo se afina? Cuantos más programas te faciliten el cálculo, se supone que uno se acerca más al precio definitivo del proyecto. ¿Será el correcto? Tampoco.. seguirán faltando cosas. 

Aquí es donde el BIM permite tener más información, más datos cuantificables del edificio. Y cuantos más datos podemos otorgar al proyecto, podemos sacar información más ajustada. El “imprevisto”, se va convirtiendo en “previsto”. A veces, no es que el proyecto haya sido más caro de lo previsto, es simplemente que la empresa o persona que lo calculó, lo hizo mal. No tuvo en cuenta todos los datos, no tuvo en cuenta toda la información necesaria. Cometió un error, muy simple. 

Es como aquel que va a hacer la compra al supermercado con una lista de previsiones (o ¿provisiones?) y calcula que necesitará unos 220 euros, (porque el mes pasado gastó más o menos eso). Mientras empieza la compra, recuerda que viene el cumpleaños de un familiar, así que agrega 2 botellas de vino, también recibe una llamada de la esposa, recordándole algunos productos que faltan. Entonces la lista se fue modificando, con nuevos artículos que no se tuvieron en cuenta al momento de hacer la lista preliminar. Al pasar por caja, paga 310 euros. 

¿Porque se equivocó en el precio que tenía presupuestado? Simplemente faltaba información en la lista. ¿Lo hubiera hecho mejor si hubiese utilizado algo parecido a un BIM aplicado a supermercados? (Como ahora le llaman BIM a casi cualquier cosa me voy a permitir esta comparación). Imaginen que durante el mes, este comprador hubiese tenido la previsión de ir anotando cada artículo que fuese necesitando a la vez que fuera anotando al lado, el precio de cada producto. Esa lista, sería mucho mejor que la que hizo una noche anterior. Habría sabido, si hubiese tenido en cuenta todos los datos que este mes gastaría más que el mes pasado, y habría calculado antes, que necesitaría más de 300 euros para cubrir su compra. ¿Se necesita BIM para llegar a esto? No, sólo una gestión, un método para mejorar la forma en que se crea esta lista. ¿Se puede hacer mejor? Claro que sí, se podría tener un sistema de cálculo que tenga en cuenta la cantidad de leche que se compró el mes pasado, y la que sobró, para ahora no comprar 2 paquetes de 6 litros, sino sólo 10 leches, porque el mes pasado sobraron 2. Habría más información y se gastaría de manera más ajustada ¿sería correcto el cálculo? Tampoco, porque puede que ese mes, termine consumiendo más leche, si un día resulta que quiere hacerse un licuado de plátano, que tiene mucho éxito y termina gastando para sus hijos y amigos 2 o 3 litros extra. ¿Pero entonces se ahorró al tener un método que mejora la información de los productos de la casa para crear esa lista? Sí, es probable que sí, pero ¿cuanto costo crear el sistema para mejorar el cálculo de futuribles? 

Entonces, exactamente como se está ahorrando con eso, amigos gurus del BIM. En todo caso, el BIM sirve para gestionar mejor el diseño y construcción de un edificio. Es verdad. Y gracias a la gestión o mejor dicho, a la buena gestión se ahorra dinero. ¡Claro que es verdad! Pero lo que no se puede es ir diciendo que el BIM sirve para ahorrar, y mucho menos una cifra exacta del 20%, cuando también se puede hacer una mala gestión incluso usando BIM. ¿A que sí? No me dirán ahora, que sólo por hacer BIM se hace una buena gestión, porque eso (sabemos amigos gurús del BIM que es mentira). La buena gestión, y sólo eso permite el ahorro de dinero, o mejor dicho, el ajuste real del precio de la construcción. 

Les voy a poner un ejemplo bastante sencillo de comprender… digamos que queremos crear una habitación de 6 x 3 metros. El cerramiento será de termoarcilla de 29x19x19. Los muros serán autoportantes, y la cubierta estará compuesta de vigas de madera de pino tratado, con paneles termochip, incluso le vamos a agregar Onduline bajo teja, y una teja de hormigón (barata) coloreada en rojo. No parece difícil de calcular el coste ¿verdad? Vamos da dibujarlo en CAD y en un programa BIM, el que quieran. Hagan un listado de elementos que componen el proyecto. Agreguemos carpinterías, (dudamos si en PVC o en Aluminio, incluso si la hacemos bicolor, o monocolor), agregamos una nota en nuestro proyecto. 

Hasta aquí parece todo controlado, pero lo cierto es que no. ¿Que cosas faltan? Por ejemplo, rápidamente el hormigón necesario para el termoarcilla. Digamos que calculamos 1 saco de 25 kg cada 10 termoarcilla. Necesitamos vigas de cemento para los dinteles de las carpinterías, también rastreles para agregar en la cubierta, y por supuesto, tornillos. Pero faltan muchas cosas ¿verdad? Por ejemplo, las vigas de pino tratado, resulta que necesitan una protección o barniz, quizás las carpinterías de aluminio permiten un mayor ahorro energético frente a las fabricadas en PVC. Conociendo esos valores, podemos estudiar si el incremento de precio de las carpinterías de aluminio termina siendo rentable con el supuesto ahorro de energia que permiten. Claro, ¿la diferencia es real?, o sólo un número. Porque, estamos trabajando con información virtual, datos que suponen un cerramiento perfecto, estanco, en el resto de componentes, pero si estamos creando una cubierta con estructura de madera, esa madera, podría no tener los cerramientos adecuados en sus apoyos en los muros portantes, generando zonas de pérdida de calor. ¿Entonces, sirvió el BIM para ahorrar? ¿o sólo para tener más datos de los cuáles tomar decisiones? 
Al final, el precio de la construcción de un recinto de este tipo será exactamente el mismo, ya que la empresa que abastece el material de construcción de momento (lo digo con ironía) no hace precio especial porque uno esté trabajando en BIM. 

El almacenaje de material es limitado, con lo cuál hay que coordinar el envío de material según cada etapa, a la vez que se incrementa el precio por cada envío (el camión gratis no es). Ahora, que ventaja tiene el BIM frente al CAD en un proyecto, que uno puede conocer los problemas y las soluciones antes. ¿Se ahorra dinero en eso? No. Porque una cosa es tener la información y otra muy diferente es actuar en consecuencia con esa información.

Se ahorra dinero cuando gracias a esa información se crean protocolos para resolver el problema a tiempo. Entonces lo que viene a servir el BIM, amigos gurús, es para gestionar mejor un proyecto, conocer antes los problemas (siempre y cuando sepas verlos), y entonces ahorrarás frente a un método tradicional, simplemente porque se manejan más datos, nada más. 

¿Es el ahorro importante? Eso es imposible de cuantificar. De verdad, es imposible. No se puede asegurar que existirá un ahorro en un método, antes de realizar cálculos y para calcular se necesita tener un proyecto. Sólo creando el mismo proyecto, con las mismas condiciones se podría uno siquiera acercarse. Pero eso es teoría, sólo teoría, porque es imposible tener las mismas condiciones, ya que las personas serían diferentes, y personas diferentes implica ideas distintas. Así que asegurar, que el BIM permite ahorrar un 20% en un proyecto, o la cifra que quieran. Es simplemente imposible de demostrar. A tal punto que es falso, siquiera asegurar que permite el ahorro. Porque el BIM no tiene nada ver que ver con el ahorro. ¿No lo entienden? Sólo permitirá tener más información y por lo tanto crear escenarios futuribles más adecuados, más ajustados, pero sólo eso. 

Vean por favor este artículo… sobre como el Camp Nou ahorrará un 20% en el presupuesto de construcción gracias a usar BIM. De verdad… este no es el camino… 

ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Mi Tienda Online acepta:

       

Categorías

Artículos

Flickr

    Histórico de archivos

    Newsletter

    Suscríbete

    * indicates required

    View previous campaigns.