Internet de las cosas

internet-cosas-casa-wifi-reasonwhy.es__0


Hace pocos días Google anunció que está trabajando en modo de pruebas con una computadora cuántica. 


Se tardaron casi 60 años para pasar de las computadoras que funcionaban con cintas o tarjetas perforadoras a computadoras personales. 

¿Cuánto se tardará en que esa computadora cuántica pase a formar parte de nuestro día a día?

De hecho, la computadora personal, en sí, se hizo móvil, y si bien podría tener el tamaño de una uña si se quisiese, o incluso más pequeña, aparece la negatividad lógica del usuario que necesita un dispositivo que pueda caber en sus manos y ser usada por sus dedos. 

Así que el dispositivo se hace “grande”, a la vez que ultra plano. En un futuro, quizás 5 años si Apple se lo propone tendremos teléfonos móviles que tendrán el mismo espesor que una tarjeta de crédito. Serán más finas, serán veloces y de mayor capacidad pero difícilmente sean más pequeños. No porque no se pueda sino porque al final tienen que ser manipulados por un “humano”. 

El PC, como tal ha quedado relegado a un segundo plano. Todo el software que aparece para PC se reduce a mejoras de tecnologías ya conocidas. No hay nada realmente nuevo. Un CAD puede ser mucho más poderoso que hace 30 años, pero no deja de ser un CAD. El BIM que está tan de moda, no dejan de ser CAD paramétricos. De hecho, la tendencia es que el software que siempre hemos usado en un PC ahora se pueda usar desde la nube. Haciendo de esta manera que la información nos siga a todas partes y accedamos a esa “nube” desde cualquier dispositivo, ya sea PC, Mac, Teléfono, Tableta o cualquier otro. 

Todo se va moviendo a la nube, que a su vez pretende ofrecernos servicios especiales para guardar nuestra información personal, para que pueda estar segura. Aunque la seguridad, en Internet realmente no existe. Siempre hay brechas. El único artefacto seguro es aquel que no tiene acceso a Internet.

Las computadoras se han vuelto tan pequeñas que ya pueden formar parte de cualquier objeto de uso cotidiano. Desde relojes, gafas, hasta coches, o incluso la ropa. 

Ahora, el futuro más inmediato nos depara la conexión entre los objetos, para dar lugar al “Internet de las cosas”. Algo que nos venderán como inventado para hacer nuestra vida mejor, cuando en realidad lo único que pretenden con ello es conocer más sobre la tendencia de uso del producto para poder estudiar nuestro comportamiento y crear productos en función de nuestros gustos. No existe otro motivo que vendernos más y mejor. Es verdad que al final siempre se puede sacar algo bueno de una tecnología de este tipo, pero habrán muchas otras cosas que no superan. Por ejemplo, nos contarán los fabricantes que gracias al Internet de las cosas, nuestro frigorífico sabrá cuando no hay leche para poder hacer un pedido al supermercado ¿en serio? ¿para eso sirve? No sé a ustedes, a mi en principio me parece patético el ejemplo. 

Sin embargo veo muchas cosas útiles en esa comunicación, por ejemplo que el abastecimiento de una ciudad de electricidad sepa cuando otorgar más electricidad y cuando menos, o el momento de almacenar energía, sabiendo que no se utilizará para que no se pierda. Incluso que se puedan controlar los rociadores de los parques, para que se activen en función de la humedad del ambiente y el pronóstico del tiempo, sabiendo incluso cuando la lluvia se está acercando a una ciudad para no regar e incluso que exista un sistema para aprovechar y almacenar el agua que cae en la ciudad y va por las alcantarillas. En eso el Internet de las cosas parece muy útil, para poder automatizar procesos casi con la misma “inteligencia” que un girasol, cierra sus pétalos y gira para esperar al otro día al sol. Pero para que pida leche por nosotros, me parece patético. Pero bueno, también lo hará.

Que puedas ir a un probador inteligente (ya existen) y puedas probarte ropa sin necesidad de cambiarte, simplemente eligiendo en el espejo lo que quieres probarte, parece ciencia ficción, pero ya existe. Que luego puedas tener un espejo en tu casa que te permita cargar la ropa de una tienda online para pedir, parece el camino lógico. Que esa prenda sea inteligente, y sea capaz de apretar el tejido para abrigar más o abrir el tejido para que entre más aire en función de la temperatura ambiente es algo que ya se está estudiando. Suena patético también, lo sé. Pero alguna utilidad tendrá.

Como todo, el “Internet de las cosas” es algo que está a la vuelta de la esquina. El éxito de esta red dependerá principalmente de un problema que está sin resolver. ¿Es Internet una red adecuada? Tal cual fue creado este Internet tiene los días contados. Fue creado para comunicarse sin límites y de manera “libre”, pero eso no existe. Ya no sólo por el mal uso que se le pueda dar, sino por el sólo hecho de ser inseguro. Es decir, una cosa es aquel o aquellos que desean comunicarse entre sí para hacer el mal, y hacer mal, y otra muy distinta es que pasa cuando quieres comunicarte en sí. Sin ningún tipo de maldad, o quieres evitar que usen tu información, tus datos con fines distintos para que los has creado. Es el problema de Internet, de este Internet, que es antiguo, lento, caro, e inseguro. Encima pretenden hacer que todos los objetos se comuniquen entre sí a través de Internet ¿de este Internet? ¿Se imaginan que alguien pueda tener control absoluto sobre todos los objetos que tienen? 
Autodesk ha apostado por SeeControl.com porque es una empresa que ofrece la posibilidad de crear una comunicación con los objetos que un fabricante desarrolla. A priori, leerán. “De esta manera, un fabricante puede saber cuando un aparato está funcionando de manera inadecuada”, o para “estudiar el funcionamiento”. ¿De verdad es para eso? Se imaginan que alguna empresa, no sé, de coches (por ejemplo de algún país como podía ser Alemania) hubiera tenido acceso al “Internet de las cosas” y hubiese podido comunicarse con todos los coches que tuvieran motores trucados. ¿Alguien podría saber exactamente cuanto CO2 transmiten a la atmósfera? ¿Se imaginan lo que podrían ahorrar y por ende ganar las aseguradoras teniendo acceso a esta información? ¿Saben lo que es la 

Obsolescencia programada? Imaginen que un fabricante ya no tiene que estudiar como hacer para que un objeto tenga una vida útil determinada (siempre 1 días más de la garantía mínima exigida). Resulta que ahora podrían tener acceso total a la desconexión, si quisiesen. ¿O no? No digo que lo hagan, digo que podrían. 


Por ello, el “Internet de las cosas” resulta tan interesante, porque tiene aplicaciones de gran importancia, como la salud preventiva, la relación de servicios públicos, pero trae consigo el problema de la seguridad y la privacidad. Reglas que suelen escribirse después, en vez de escribirse antes. Encima, para una red obsoleta, antigua, lenta y cara, que se llama Internet. De hecho la nube, aunque se hable en singular son en realidad nubes (muchas) que la mayoría de las veces no interactúan entre sí y siempre son inseguras. Siempre. Por eso, quizás el camino más importante sería pensar en quien está creando la siguiente generación de Internet. Algo nuevo, creado sobre una nueva base, aprovechando lo aprendido. Deberían ser las universidades el lugar donde esto termine saliendo adelante, y seguramente bajo computación cuántica. Pero de momento quien lo tiene es Google. No digo que está mal, tienen los recursos, y tienen las “ganas”. Quizás estaría bueno, que las universidades participen, y que en las escuelas se formen niños que sepan usar los medios con seguridad. Que se los forme en el correcto uso, y se les enseñe a programar, porque en el futuro muchas cosas que hagamos serán porque se las hemos programado a alguien. Es inevitable. El modelo de aprendizaje actual, que genera “empleados de fábrica”de postguerra es obsoleto. Hay que crear personas preparadas para resolver los problemas que nos depara el futuro, como usuarios y como creadores. Por esto me gusta el proyecto de BQ.com (algo que quice hacer en el año 2008 y por falta de fondos no llegó a buen puerto) pero ahora esta empresa española lo está haciendo y me alegro muchísimo por ello.  



ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Mi Tienda Online acepta:

       

Categorías

Artículos

Flickr

    Histórico de archivos

    Newsletter

    Suscríbete

    * indicates required

    View previous campaigns.