¿Que tendrá Madrid?

Madrid-City-at-Night



Hay ciudades en el mundo que atrapan. Uno no sabe por que, pero lo consiguen. Londres, Roma, incluso Nápoles tienen una belleza singular, diferente, y con muchos matices. París quizás es la ciudad que más me ha fascinado, desde el primer momento, me atrapó. Una ciudad para muchas velocidades, se puede ir en coche, autobús, e incluso caminar y perderse, porque hay una joya en cada esquina. Algo que ver, algo que disfrutar. Una ciudad que uno ve tantas veces en fotos, en películas, que cuando se está ahí es casi increíble. 



Barcelona pertenece a ese círculo de ciudades que toda persona debería conocer. En algunos barrios parece que uno está en Montevideo, en otros parece que está en Buenos Aires, en otros parece que se está en París, en otros sabes que estás en Barcelona. Es distinta, única, formidable. Quizás algo parecido pasa con Sevilla, incluso con Córdoba, ciudades que son diferentes, con personalidad singular. Únicas. Pero y ¿Madrid? sinceramente me costó mucho entenderla, fui tantas veces a Madrid y nunca conseguía entenderla. No me atrapaba, vivía en un atasco cada vez que la visitaba, o tenía que hacer un trámite en el consulado italiano, donde sus gentes no siempre están de buen humor y al final uno termina cogiéndole manía a situaciones que nada tienen que ver con la ciudad. Hasta que un día en un semáforo, sin saber a donde tenía que ir le hice seña a un taxista para hacerle una pregunta. ¿Cómo llego a tal lugar? (no recuerdo donde era), y el taxita pensó, y cuando iba a explicarme, (no se preocupo en absoluto que el semáforo estaba en verde ya) y claro, medio Madrid atrás empezaba a hacernos notar que la luz había cambiado. Fue un instante, 2 segundos, pero bueno, es Madrid y era la Castellana… así que el taxista optó por algo que sólo me había pasado en Barcelona hasta ahora, dijo las palabras mágicas “sígueme…”. Entonces me di cuenta que había que darle una oportunidad a esa ciudad. Había gente que con un detalle así, lo decían todo… Cuando uno se baja del coche, y camina en Madrid, entonces se vive distinto. De esto hace ya muchos años, y un amigo, Madrileño siempre me decía, terminarás amando Madrid, y la verdad, pensaba que era simplemente “localismos” de un madrileño. Pero no, logré entenderlo. Era una ciudad enorme que hay que disfrutar andando. Sólo así se la entiende. Con una pausa inapropiada para una ciudad tan grande. Pero cuando le das esa velocidad, todo empieza a tener sentido. Cada detalle se disfruta. Hoy día, es una ciudad que me fascina visitar, siempre hay algo para descubrir. Siempre. No falla. 

Por eso esta canción con Marwan y Drexler (el uruguayo más internacional que tenemos junto con Luis Suárez), me gusta. La describe de una manera singular, cantada por gente singular, de orígenes opuestos, que vienen de países distintos… dale al PLAY, te gustará…

ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Mi Tienda Online acepta:

       

Categorías

Artículos

Flickr

    Histórico de archivos

    Newsletter

    Suscríbete

    * indicates required

    View previous campaigns.