Dynamo: Puliendo el material teórico del próximo curso online

15-04-2016+17-00-56
El siguiente texto pertenece al nuevo curso online sobre Dynamo que estoy preparando. Esto es un simple adelanto, para que vean (y lean) la manera sencilla y amena con la que trataré de explicar un programa fantástico como es Dynamo, para que puedan llevar vuestros diseños con Revit a un nuevo nivel.

En los próximos días compartiré con ustedes algunos vídeos del curso de Dynamo Primeros pasos, que podrán ver a través de mi app. Si no tienes mi app, puede ser un buen momento para instalarla ¿verdad?

Programación Visual con Dynamo 
Introducción

No todos los usuarios se sienten cómodos en un entorno de programación. A la misma vez que la programación no tiene nada que ver con la inteligencia o el gusto que pueda tener un usuario por personalizar un programa, o un placer “sobrehumano” por hacer las cosas de manera aparentemente más difícil. La programación se basa en lenguajes que permite a un usuario interactuar con una máquina, para darle ordenes que terminan siendo “ceros” y “unos”. La máquina sólo termina recibiendo datos binarios. Entonces, un lenguaje de programación sirve para que de una manera más “humana” podamos indicar órdenes a una máquina.

Si nos remontamos 30 años atrás, y tienes la edad suficiente para recordarlo, seguramente hayas tropezado con Basic en los años 80, que permitía que un usuario con pocos conocimientos de programación fuera capaz de crear programas sencillos. 
La estructura de aquel programa (BASIC) consistía en líneas de programación que comenzaban con un número, casi siempre múltiplo de 10 y que tenía un aspecto similar a este…

10 Input “¿Cuál es tu nombre?”; X$
20 Print “Hola “;X$
30 Run 

Gracias a la línea 30 que dice RUN, el programa se ejecutaba, y D.O.S. entonces, nos mostraba una pantalla donde aparecería la pregunta
¿Cuál es tu nombre? 
y el cursor parpadeaba a su lado para que introdujéramos el dato alfanumérico. Tras escribirlo y pulsar Enter, el programa mostraba los datos de la siguiente línea, es decir “Hola” seguido de tu nombre, y el programa terminaba.

El hecho de usar números múltiplos de 10, era simplemente porque si te faltaba agregar algo al programa, siempre podías agregar líneas intermedias y así evitarte tener que corregir cientos de líneas.

Soy consciente de la dificultad añadida que implica, para los usuarios en general, el hecho de tener que programar. Por ello este curso no sólo enseña como funciona Dynamo y como crear objetos con él, sino que aprovecharemos para que el usuario comprenda la programación en general, y se sienta cómodo trabajando en entornos de programación visual. Así que iremos hablando sobre ejemplos sencillos, que le ayuden a comprender el funcionamiento no sólo de Dynamo, sino de la programación en general.

Comencemos por un ejemplo sencillo. Antes mencionábamos el programa BASIC de los años ’80 que no todos ustedes habrán conocido en primera persona, pero seguro que al hablar de AutoCAD, todos comenzarán a sentirse un poco más cómodos. 


Cuando ejecutamos el comando “Línea” (en AutoCAD), estamos ejecutando un “programita” cuya función es crear una línea. 

Si lo pensamos un poquito, la estructura de funcionamiento es similar a la que hablábamos antes de BASIC, donde elegimos un comando (que sería como ejecutar un “programita”) que en vez de preguntarnos el nombre (según el ejemplo que vimos antes de BASIC), nos pregunta donde queremos insertar el primer punto de la línea), y al escribirlo o determinarlo con un clic en la pantalla, está listo para hacernos una nueva pregunta como es “¿Dónde queremos el segundo punto?”. 

Lo cierto es que la estructura de funcionamiento en AutoCAD, es muy similar a la estructura básica de cualquier lenguaje de programación, ya que todos de alguna manera se parecen. Si no existiera el “ratón” podríamos dibujar en AutoCAD usando simplemente la escritura de coordenadas. Sería más lento, pero podríamos. 

Cuando indicamos puntos a través del ratón en la pantalla, estamos trabajando de manera gráfica o visual, aunque primitiva. Es decir estamos viendo en tiempo real, y a través de una interfaz gráfica, los elementos que vamos creando poco a poco. Si pulsamos F2 en AutoCAD se abre el histórico de la línea de comandos que nos muestra el proceso que hemos seguido para crear objetos en el dibujo. Quizás no sepas, que siguiendo una estructura similar, podemos crear en AutoCAD, macros que nos permitirían crear cualquier dibujo con sólo ejecutar dicho macro, siguiendo una lógica muy sencilla incluso podemos crear nuevos comandos, basados en comandos existentes.

Un “macro”, por definirlo de una manera sencilla, es un nuevo “programita”, sólo que en vez de estar creado de manera directa con un lenguaje de programación, se basa en las ordenes que el propio programa utiliza para trabajar. Por ejemplo, en AutoCAD sería algo así como escribir unas líneas de programación que incluya el comando rectángulo y extrusión, para crear un sólido. 

Ese macro puede tener pre-escritos los valores que queremos dar al rectángulo, y a la extrusión, y luego crear un ícono personalizado que ejecute dicho macro. 

Entonces con sólo tocar el “ICONO”, podríamos hacer un clic en la pantalla o escribir una coordenada de inicio, para que se cree un prisma con características previamente definidas. Incluso, dicho “Macro” podría tener definida una coordenada específica para crear el objeto. 

Los macros existen en muchos programas, no sólo están disponibles en programas de diseño, ya que incluso Word los permite. Al final, usar macros es una manera de programar sencilla, que permite automatizar procesos dentro de un programa. 

A lo largo de los últimos 30 años, han aparecido muchos programas que intentan facilitar el proceso de programación, para que cualquier persona sea capaz de crear “programas” o “software”. Lo que ocurre es que el concepto “programa” o “software” resulta hoy día mucho más complejo de definir. Si pensamos en una página web, contiene un código que puede ser HTML cuya estructura de programación es similar a otros. Líneas de comandos que crean ordenes que se transforman en información o imágenes que se muestran a través de una página web. Para crear esa web, existe la posibilidad de crear el código HTML directamente, o bien usar programas que, de manera visual, permiten organizar la pagina y agregar elementos en ella, ya sean textos o imágenes. Esos programas, o incluso sitios webs como WIX permiten crear páginas basados en programación visual. Es decir que el usuario interactúa con objetos, cuando en realidad se está creando código HTML, por explicarlo de una manera sencilla.
Esta misma explicación nos lleva a pensar que cuando hacemos un edificio en Revit, o en AutoCAD, también estamos programando visualmente. Y lo cierto es que es exactamente lo que estamos haciendo. Creando un modelo digital, sólo que en vez de crear un programa que sea capaz de dibujarlo, usamos un medio visual para crearlo a través de órdenes que nos ofrece el programa. 

Volvamos al ejemplo de AutoCAD. Para crear una línea, el procedimiento consta de escribir el comando “Line” o “Línea” en la “Línea de comandos” de AutoCAD, o bien elegir la opción “Línea” desde un menú desplegable. Incluso desde un botón en una barra de herramientas o en la propia “Cinta de Opciones”. También disponemos de la tecla rápida “L”, para ejecutar esa orden. Así que un único comando se puede ejecutar de diferentes maneras que podríamos decir “gráficas”. De hecho, el término “ejecutar” proviene de la “programación”, ya que cuando un programador crea un programa (escribiendo “líneas” de programación) sólo obtiene texto, y para que ese programa (software) funcione, debe ordenarle a la máquina, que lo “ejecute”. 

Si bien la traducción de “Ejecutar” podría venir de “Execute” (de ahí los archivos de extensión “EXE” o “ejecutables”), lo cierto es que proviene de la palabra inglesa “Run”, que es “Correr”. Sería algo así como “A correr” o simplemente “Corre” (recordemos que son órdenes para una máquina). Ya sabemos que el inglés es un idioma que se caracteriza por llevar todas las expresiones al mínimo esfuerzo posible.

Si tuviéramos que crear un programa que nos pregunte “¿Cómo te llamas?”, y que sea capaz de decirnos “Hola” seguido con nuestro nombre, y contáramos con un programa similar a Dynamo para hacerlo. Sólo tendríamos que buscar en la categoría “Saludos”, la palabra “Hola”, y luego cargar un cuadro para rellenar “Preguntas”, con la pregunta aduacada (¿Cómo te llamas?), seguido de otro que sirva para definir el resultado y así “publicar los datos”. Todo esto podría tener un aspecto similar a este.


Y la relación entre los cuadros de acciones sería algo así…


Por supuesto, esto se trata de un ejemplo sencillo que busca explicar como es el proceso de relación entre los elementos de Dynamo para crear objetos o acciones basadas en la programación visual. 

ABOUT THE AUTHOR

Deja un comentario

Mi Tienda Online acepta:

       

Categorías

Artículos

Flickr

    Histórico de archivos

    Newsletter

    Suscríbete

    * indicates required

    View previous campaigns.