Alumnos Muros Revit

Revit, AutoCAD y Lumion para niños (y niñas)

Child with Tablet PC

05-02-2017 15-06-54  

Nuestra cultura nos lleva a catalogar cosas por franjas de edades, como si todo tuviera que ser para una edad específica. Aunque está claro que hay herramientas que necesitan de cierto criterio para poderlas utilizar, según las edades. Por ejemplo, ¿a que edad conviene que los niños aprendan a conectar a la corriente algunos aparatos como cargar el Ipad, o el móvil?. ¿En que momento es mejor que comiencen a realizar su primer acercamiento con la cocina y que instrumentos son idóneos para iniciarse? En mi caso siempre fui algo curioso, y recuerdo haber arreglado los fusibles de mi casa cuando tenía 6 o 7 años, sólo porque ya había visto al electricista o a mi padre como hacerlo. Nadie me enseño, sabía que debía bajar la corriente general, sacar los “tapones” (la instalación era de la década de los 50 con tapones con cordón de plomo), así que le agregaba un nuevo tramo de “hilo” y listo. No había que esperar a que llegara mi padre de trabajar, podía arreglarlo yo. Por supuesto que tenía prohibido acercarme a la caja de fusibles, pero bueno… lo arreglaba y quedaba bien. 

05-02-2017 15-08-26

También recuerdo una vez que nos quedamos sin ese rollo de “plomo” y entonces se me ocurrió pelar un cable, sacar los hilos y hacer lo mismo. No tenía más de 6 años, y vi que esa instalación que siempre saltaba cuando se ponía un secador de pelo dejo de saltar. Entendí con el tiempo que esos hilos soportaban más que el otro de plomo. Hasta que alguien me explico para que eran los tapones y cuál era su función. Más o menos lo había entendido antes, seguramente escuchando, pero una vez que me dieron la información teórica, ya podía hacer más cosas con un mejor “criterio”. Ya que entonces, cuando sustituía el cordón de plomo por un cableado no saltaba el “tapón” (fusibles), pero sí saltaba la llave general. Así que comencé a experimentar con arreglarlos con menos hilos de cable (cobre) y entonces funcionaba. Se cortaban. Pero bueno,… sigo insistiendo que eso tenía su peligro ya que me he llevado muchas “patadas” (como decimos en el Río de la Plata) lo que en España serían “calambres”. Muchos, pero muchos… ya que tenía por costumbre experimentar siempre más y quería repararlo todo… prohibido o no, yo lo tenía que arreglar. 

Aunque por aquel entonces no existía Youtube. (Bueno, por no existir, no había nada de lo que hoy consideramos normal). Sin embargo, las cosas se siguen rompiendo, y aunque hoy día se repare menos, siempre terminamos intentando reparar algo, e incluso tiramos de Youtube para encontrar una respuesta. 

No es que hoy día pretenda que mis hijas estén por ahí reparando cables, o fusibles, pero sí me interesa que sepan como funciona todo. Ya no por repararlo, sino para que comprendan y se hagan preguntas de su entorno. Aunque a la más pequeña, la verdad, es mejor no explicarle mucho… que da mucho miedo sin conocimiento, con conocimiento casi es mejor no saberlo, jeje ;).

Al final esa curiosidad les lleva a leer, y a buscar respuestas a preguntas que se hacen a diario, pero sin creerse del todo la respuesta que puedan encontrar. Es importante que adquieran una capacidad de crítica y autocrítica. Por que al final, una sola fuente de información suele ser incompleta o errónea. Así uno va creando su propia visión de las cosas. Receptiva sí, pero con capacidad de crítica. 

05-02-2017 15-08-04

Cuando los niños crecen entre padres que reparan cosas, construyen cosas, dibujan cosas, cocinan cosas y graban videotutoriales para Youtube, es normal que terminarán probando todas esas cosas. Algunos ya sueñan con ser arquitectos, ingenieros, escritores, pensadores, e incluso miles de profesiones intermedias, como Youtuber y otras profesiones “modernas”. Y todas están bien. Teatro, música, todas están bien. Hay una edad para soñar, y otra para ir adaptándose. 

Sin embargo, yo soñaba cuando era pequeño con ser arquitecto. Me pasaba dibujando planos, e intentando dibujar y entender lo que pasaba detrás de las paredes. Las instalaciones me quitaban el sueño. Quería entender a donde iba a todo… y cuál era la lógica para crear una instalación sanitaria, o una eléctrica, en una casa y en una ciudad. Como digo, no había Internet así que las tardes eran verdaderos experimentos, siempre que no tocara jugar al fútbol, que en Uruguay hay fútbol todas las tardes, porque allí eso es sagrado. 

05-02-2017 15-06-54

Hace un tiempo, a una de mis hijas, le diagnosticaron Discalculia. Es un tipo de dislexia que afecta a su capacidad de razonamiento y sobre todo cálculo. Por supuesto, no hay cura para ello, y la pregunta es ¿como ayudarla? Al final, con el tiempo, y tras ver especialistas y hablar con “expertos” del tema, aprendes que no hay nada específico, aunque sí se puede trabajar para resolver los problemas de otra manera, aunque no hay caminos claros al respecto. Cuando observé esa dificultad en las matemáticas y en el razonamiento matemáticos hace algunos años, cuando mi hija tenía 7 años decidí enseñarle AutoCAD. Siempre se le dio bien crear cosas, dibujar y diseñar. Mi sorpresa fue que no sólo aprendía rapídisimo, sino que resolvía problemas que se supone implica el razonamiento. Así que, ¿porque ese razonamiento sí con figuras funcionaba, y por que con números no? La idea era que si conseguía una manera de transformar un problema en una secuencia de dibujos, lo entendería. De alguna manera eso la ayudo a comprender textos y a razonarlos. En el momento que leía algo, un problema, y dibujaba cada proceso del problema lo entendía. Así que parecía que el camino era ese, hasta que llegara un momento que el “dibujo” lo hiciera mentalmente y problema “solucionado”. Bueno, es una hipótesis y es un proceso lento, pero al menos hay pautas de por donde ir. 

El mayor problema de todo esto es conseguir que no baje la autoestima de un niño, o niña en este caso. Si, tienes problemas para hacer cálculos, pero tienes otros dones que pueden que sean más importantes todavía. Con 10 años, actualmente está claro que podrá tener problemas para hacer cálculos, pero no para otras cosas. Por cierto, le gusta diseñar casas, pero también vestidos, y decorar espacios. Bueno, es normal, es lo que hay en casa todos los días. Pero también le gusta cocinar, y lo hace muy bien. Y sobre todo, son cosas que le levantan la autoestima porque es dificil que otros niños con esa misma edad lo hagan. Además, le obliga a interpretar recetas y usar medidas. Es decir, con tiempo y paciencia se terminan adaptando al uso del cálculo y la lógica, dentro de lo que les permita sus habilidades. Ahora, cuando hay olor a tarta de chocolate es que alguien está haciendo una tarta de chocolate, demostrando que la falta de habilidades para unas cosas aumenta la curiosidad por otras. 

 

Hace tiempo que sabe utilizar LUMION, y hace tiempo también que le he prometido que le enseñaría Revit. Hoy tuvimos la primera clase de tan sólo 40 minutos. Aprendió a usar muros, cambiar el estilo, agregar carpinterías, copias vistas, crear secciones 3D, crear suelos y cubiertas. Además, ha tenido que usar cotas temporales, y modificar la altura de los elementos. Incluso enlazar los muros por la parte superior a la cubierta. ¿Problemas? sí, la clase fue muy corta según se ha quejado. Esto es lo que pasa cuando enseñas a usar programas “tan complicados” a niños (o niñas), es que en realidad no son complicados, pero decimos que son cosas para grandes, para así evitar tener que prestarles nuestro ordenador. 

05-02-2017 15-14-15

En serio, no tienen excusa ninguna para no enseñarles a sus hijos AutoCAD y Revit. Es probable que se sorprendan de las cosas que puedan hacer en minutos. No sólo porque es sencillo para ellos, sino porque para ellos es un juego. Les da igual si Revit es BIM. Les da igual saber construcción. Sólo quieren dibujar y crear cosas en 3D. Cuando ven lo fácil que es, están motivados, y pasarán más tiempo creando y soñando, y aprenderán (jugando) a hacer cosas de mayores que le servirá para siempre. Cuando le dije a mi hija que había terminado la clase por hoy, me dijo -“¿ya?. Pero yo quiero llevar esto a LUMION” -, así que tuve que dejarla 15 minutos más para que en LUMION le agregara equipamiento, materiales e hiciera un par de renders. 

Claro, las hermanas más pequeñas se han quejado que a ellas no les enseñe Revit todavía. Una me ha pedido que le de acceso a mis cursos online, jeje. Pero le prometí que en la semana les enseñaré. Una está cerca de los 8 y la más pequeña tiene 6. ¿Aprenderán Revit? Claro que sí. Si cualquiera puede aprenderlo, porque no es el martillo el que hace al carpintero, sino que el carpintero es quien sabe hacer con el martillo, muebles. Pero si el carpintero, antes de aprender a hacer muebles, sabe usar el martillo, mejor. ¿A que sí?

Enseñen a sus hijos a usar los programas que utilizan a diario, especialmente aquellos que implique el diseño y el modelado 3D. Porque si ustedes están leyendo esto, es porque les interesa las mismas cosas que a mí, la arquitectura, la  ingeniería y el diseño en general y por lo tanto vuestros hijos ven en vuestras casas, casi lo mismo que ven los míos en la mía. Con lo cuál, es muy probable que se interesen por lo mismo. Y sino, a cualquier niño le gusta dibujar; usar AutoCAD y Revit es dibujar.

Aprovechen a mostrarles estas herramientas porque ellos sabrán disfrutar con ellas como si de otro juego se tratase. 

A lo  largo de este artículo les he mostrado las imágenes del primer ejercicio que hicimos con mi hija de 10 años, en 40 minutos: una vivienda y las vistas más importantes como son la planta, vista 3D, secciones 3D y con muchas ganas de seguir aprendiendo. Ese es el objetivo, incentivar la curiosidad por aprender…

05-02-2017 15-11-01

 

Oferta de hoy en cursos online

Aprende Revit, Lumion y otros sin salir de casa

Te has interesado por…

Aún no has mirado mis cursos online

Cursos Online y más