Autodesk Revit

La importancia de la plantilla en Revit

Las “plantillas” (en inglés “template”) son comunes en cualquier software, y Revit no es la excepción. Tanto si trabajamos con Word, Excel, AutoCAD, CorelDraw o Revit partiremos de una plantilla que contiene elementos pre-configurados.

Las plantillas se usan en muchos contextos diferentes, no sólo en software, sino que también las podemos ver como “plantillas de letras” para realizar cartelería, o dibujos a mano alzada, e incluso se utilizan en confección para realizar prendas, aunque el nombre puede variar a “patrones”, no dejan de ser plantillas.

La plantilla es el punto de partida de un programa como Revit, y por ello resulta muy importante que tenga una configuración adecuada a la manera en que trabajamos en el estudio con un tipo en concreto de proyectos. No es que no se pueda cambiar la configuración posteriormente, simplemente que si ya tenemos pre-configurados los elementos más comunes nos evitaremos tener que hacerlo manualmente en cada caso. Por ejemplo, si siempre usamos el mismo estilo de cota, no podemos pretender crearlo cada vez que lo vamos a necesitar, basta con que forme parte de la plantilla. Quizás en el estudio y con cierto tipo de obras usemos una cierta cantidad de muros, que si ya forman parte de la plantilla nos ahorrará tiempo.

En definitiva, vamos a crear plantillas con la intención de conseguir un punto de partida estándar para nuestros proyectos.

Los archivos de plantilla proporcionan una manera fiable de comenzar cada nuevo proyecto y garantizan que comiencen con la colección correcta de configuraciones, características y estándares de la oficina en la que trabajamos. Aunque claro, primero hay que aprender a configurar dicha plantilla adecuadamente.

Cabe destacar que la plantilla perfecta no existe. Si fuera así, ya estaría entre las opciones de Revit de manera preconfigurada. Se trata de comprender su importancia y que elementos pueden resultar útiles en función del tipo de proyectos que realizamos en la oficina técnica, donde incluso podrían existir diferentes tipos de plantillas en función de distintos tipos de proyectos a realizar.

El uso de una plantilla, sin embargo, no garantiza la correcta realización de un proyecto, simplemente ahorra tiempo, y proporciona un camino a seguir. Por ello, comenzar un nuevo proyecto con una plantilla bien concebida garantiza que cada nuevo proyecto comience por el camino correcto, y con el tiempo la plantilla en uso podría ir mejorando en función de las necesidades de nuestra empresa, o la mejora de nuestra experiencia con el uso del programa.

 

 

Oferta de hoy en cursos online

Te has interesado por…

Aún no has mirado mis cursos online

Cursos Online – ¡Pruébalos!