Autodesk Revit

¿Qué es el contenido BIM?

Ayer, @FranLoSan me escribía preguntándome que significaba el término o frase “…hacer contenido BIM”. Le comenté entonces que la explicación era algo larga así que crearía este artículo para que todos puedan entender que significa crear contenido BIM. BIM no es que sea difícil explicarlo, sino más bien largo teniendo en cuenta todos los factores que entran en juego cuando hablamos de contenido BIM.

Empecemos por el principio. Cuando hablamos de BIM no hablamos de Revit, hablamos del concepto BIM y Revit es uno de los tantos programas que existen en el mercado relacionados con esta tecnología como Bentley BIM (los propietarios de Microstation), Idea Architecture, ArchiCAD, Allplan, etc. Como son muchos los programas, algunos más populares que otros me voy a centrar en explicar que es el contenido BIM, como afecta el mercado mundial del futuro inmediato y cuáles parecen ser las primeras tendencias de este mercado en pleno auge, aunque algunos programas ya tengan más de 15 años.

La gran diferencia entre un programa BIM y un programa CAD no radica en que uno crea una maqueta que contiene información 2D y 3D a la vez, mientras el otro son una secuencia de vectores que dan forma a las diferentes vistas del proyecto. Digamos que esto es la punta del iceberg. 
La mayor importancia de un proyecto BIM no es su aspecto, sino su contenido. Imaginemos que diseñamos una cocina en un CAD. Dibujaremos el espacio creando muros a través de líneas, insertaremos o crearemos las carpinterías, luego los espacios de almacenaje, cocción, etc. Muchos de esos elementos serán bloques, probablemente que creamos para otros proyectos o, incluso, lo más probable, bloques que usamos siempre para este tipo de proyectos. Si se parece a un horno, es un horno. Ese es el criterio del diseño de una cocina, salvo que seamos fabricantes de cocinas. Entonces daremos mucha importancia a los muebles, el formato, las medidas, porque es nuestro producto y tiene que ver bien, lucir mejor, y cada centímetro es importante. Si el proyecto lo  hace un instalador de fontanería, estará preocupado por donde están las entradas y salidas de agua. Incluso el “chispa” (como se llama a los electricistas en la jerga de la construcción en España) estará preocupado por sus puntos de luz y toma corriente. Cada uno, dibujaría ese proyecto según su punto  de vista. Cada uno haría su parte con más detalle que el anterior profesional. Es lógico, cada uno ve en el proyecto el nivel que desearía tener. Para un arquitecto, dependiendo del tipo de decisión que pueda tomar, hasta dos días antes de comprar el equipamiento es probable que el frigorífico sólo sea un rectángulo con una puerta y algo que parece que sirve para abrirlo. Luego vendrá realmente el que compre ese electrodoméstico y tomará la decisión que crea mejor, ya sea el dueño de la casa, el promotor, pero difícilmente el arquitecto. Son diferentes escalas de tomas de decisiones y cada uno en su área puede aportar algo más. Hay excepciones, claro, pero no siempre es así. Al final, el que pone el dinero toma la mayoría de las decisiones finales.

Tenemos por lo tanto diseñada una cocina, podrá tener modelo 3D, render, alzados, secciones, plantas técnicas, etc. ¿Cuanto cuesta la obra? bueno, gracias al metraje y el precio de los diferentes componentes se pueden estimar esos costes de obra. ¿Son exactos? no. Siempre falta algo. Siempre. ¿Porque no son exactos? La palabra exactitud, es un término complicado en arquitectura. ¿Exacto es contando el precio del mobiliario? los electrodomésticos?. Al final siempre hay factores externos que alternan el precio por lo tanto es orientativo y puede ajustar mucho, pero jamás es exacto. El buen arquitecto o encargado de obra debe intentar que lo proyectado y lo presupuestado se ajusten. Se parezcan mucho, tiendan a una diferencia de “cero”. 

Lo cierto es que el contenido BIM, puede hacer que esta realidad se cumpla. Ya no hablamos de proyectar un espacio y pensar que tenemos controlado el coste de materiales, equipamiento, etc. Con el contenido BIM todo esto realmente lo podemos tener controlado casi en tiempo real. ¿como?.

Volvamos al proyecto de la cocina. Imaginemos que nuestra cocina es un rectángulo, lo vamos a crear con mampostería, revestimiento exterior, interior, etc. Esos muros, no los creamos nosotros, sino que el fabricante Malpesa, por ejemplo, decide proporcionarnos muros para descargar que tienen todos sus componentes asignados, precio actualizado, y todo el material debidamente catalogado. No creamos un muro, usamos el muro que nos da el fabricante. Así, sólo lo descargamos, elegimos esa familia y vamos a la herramienta Muro, en revit y dibujamos con él. Ahora vamos a crear el suelo, vamos al fabricante (porcelanosa por ejemplo) descargamos un tipo de suelo que ellos han creado en hormigón, con terminación en cerámica de gran formato. Sólo tenemos que decirle a nuestro programa los puntos donde debe crear el suelo. Ahora vamos al fabricante de cocinas, y descargamos el modelo que le gusta a nuestro cliente. descargamos los módulos y lo armamos según lo que tenemos diseñado en nuestro espacio. Esos muebles que descargamos son familias que ha creado el fabricante. Por lo tanto, tienen asignado colores, materiales, costes, etc. Repetimos esto para el fabricante de puertas y ventanas, electrodomésticos, etc. Hemos usado contenido BIM para crear un espacio. Hemos imitado la realidad. Los costes de este equipamiento lo coordina el fabricante. El diseñador, solo los ubica en el espacio. Cuando pasa el tiempo, y el proyecto queda parado por cualquier motivo, podría ser interesante antes de ejecutarlo revisar que los costes no hayan cambiado. Si fuera así, sólo habría que actualizar la familia y estarían todos los datos actualizados. Incluso podría ocurrir que el fabricante de puertas, no fabrique más esa puerta, entonces tendremos que buscar otra y cambiarla. No dibujamos con la puerta incorrecta, porque en un BIM NO SE DIBUJA, sino que se construye. 

El contenido BIM, por lo tanto, no tiene lógica que se genérico. Es decir, no tiene ningún sentido que usemos en un proyecto un horno, cuando solo es un modelo 3D que se ve en alzado, plantas y secciones. Necesitamos que sea un objeto BIM, que puede tener stock, enlace al PDF de instalación, al manual online, al precio, colores, productos de limpieza, repuestos, etc. De ahí la importancia de empresas como www.bimobject.com o www.bimetica.com que promueven desde sus webs CONTENIDO BIM. Es decir creado por los fabricantes para usar en proyectos reales. 

El contenido BIM, por lo tanto, se irá convirtiendo en una forma de trabajo para muchos profesionales. Nada se fabricará sin que exista su homólogo digital para usar en proyectos BIM. 

En un futuro no muy lejano, un coche, un electrodoméstico, ya no fabricarán repuestos (recambios) para mantener su vida útil. Es probable que simplemente exista un archivo que permita imprimirse en una impresora 3D y sustituirlo. Por lo tanto se fabricará a la carta lo que bajará aún más los costes, porque no habrá que crear repuestos. Simplemente la gente imprimirá aquellos que les interese. Para esto no falta tanto.

El contenido BIM, además, permite que un edificio sea inteligente, o al menos se pueda gestionar de manera inteligente.
Digamos que compran una vivienda en un edificio en el centro de Madrid (ya sé que esto sí es ciencia ficción). Ahora desean realizar una tarea muy sencilla, quieren colgar cuadros en las paredes. Han visto que son de placas de yeso. Preparan un taladro, unos tacos y zaz. Surge el primer problema ¿pueden taladrar en cualquier lugar del muro?. Lo cierto es que no, habría que hacerlo con cuidado porque podría estar pasando la estructura, los cables o algún ducto de agua o aire acondicionado. Sin embargo, si el edificio hubiera sido creado en un programa BIM, podría existir esa información en digital. El proyecto real, tendría que haberse construido siguiendo el modelo BIM y a su vez, el BIM actualizado a los cambios del proyecto. Al punto que cada cable que pasa por la casa, debería figurar exactamente igual en el proyecto BIM. Si esto es así, se sabría exactamente por donde pasan los cables y con sólo tener cargada alguna aplicación en nuestro tablet o teléfono, podríamos “escanear” el muro, y verificar que por allí no pasa ningún elemento que pueda traer problemas. Para esto solo hay que combinar Realidad Aumentada, Modelo BIM y edificio BIM. Esta tecnología no es ciencia ficción, ya existe. 

Ahora imagínense que pasan 10 años y hay que cambiar la tubería porque el fabricante ha descubierto un fallo en la fabricación y en vez de durar 30 años, dura apenas 10. El fabricante, sabría que edificios han usado sus productos, los podría localizar fácilmente (como hace hoy día un fabricante de coches), y podría aplicar esos cambios. Gracias al modelo BIM, sabe exactamente donde empieza y donde termina la tubería defectuosa. 

Para llegar a esto, el camino ya ha empezado. Insisto, no es ciencia ficción, sólo hay muchas de estas cosas funcionando, pero por separado. De a poco se están uniendo y empresas como www.bimetica.com y www.bimobject.com están trabajando para dar Contenido BIM. El resto forma parte del futuro que plantea Reino Unido y Alemania en el momento que harán obligatorio la entrega de proyectos en BIM.  

Esto es el futuro. Pero no un futuro lejano como ocurría en la mente de Julio Verne que podía adelantarse 100 años en algunos casos. Sino un futuro para los próximos 5 a 10 años. ¿Entienden ahora la importancia de empezar cuanto antes?. Esto no tiene vuelta atrás, ser BIM será casi más importante que saber fabricar algo. Porque como hoy día si tu empresa no está en Internet es que no existe, en un futuro cercano, si fabricas para la construcción y no creas Contenido BIM de tus productos, no te usarán en los proyectos.

Gracias por leer este artículo

Milton Chanes
4 de Julio del 2013


Etiquetas

Oferta de hoy en cursos online

Aprende Revit, Lumion y otros sin salir de casa

Te has interesado por…

Aún no has mirado mis cursos online

Cursos Online – ¡Pruébalos!