Autodesk Revit

Libros de regalo: Gracias a todos

Llegó el día… AYER, 5 DE JUNIO del 2014 ha sido el último día para pedir los libros que vengo regalando desde hace 16 meses.

En Febrero del 2013 inicie una campaña para regalar mis libros de AutoCAD 2011 y 3D Studio Max 2011. Este mismo año, en Febrero del 2014, agregué también el de AutoCAD 2012. 
Se trataban de libros publicados por Anaya Multimedia que habían quedado descatalogados y que debían sacarse de circulación para dar lugar a libros más nuevos. Lo que se denominan sobrantes de edición. Es decir, aquellos que no se han vendido en el tiempo “ideal” de la vida útil de un libro, y cuando las ganancias por las ventas comienzan a ser más bajas que los gastos que genera por mantenerlos almacenados, gastos de seguro, etc., entonces pasan a ser descatalogados y su inmediata destrucción. 

No es que por tratarse de versiones anteriores no sirvieran. Todo lo contrario, son perfectamente válidos para las versiones más nuevas, y las pequeñas diferencias que pudieran tener no afectan a la esencia del mensaje de cada libro.

Gracias a esta promoción, he tenido el placer de llegar a miles de personas que no me conocían hasta entonces. Algunos incluso llegaron a dudar de si era verdad o no que los regalaba. 

Con este texto, deseo dar las gracias a todos quienes han confiado en mí en estos 16 meses, pidiendo alguno de mis libros, y me gustaría contestar a muchos de vuestros e-mails que me han enviado a lo largo de este tiempo.

Crear un libro, escribirlo, es un proceso complejo donde se unen diferentes cosas para crear un todo. Por un lado está el programa del que queremos hablar, pero por otro la organización de ese temario, y el tiempo que se dispone para escribirlo. 
En esa ecuación se terminan dedicando muchas noches, a lo largo 4 o 5 meses para preparar un libro de cero, e incluso algo de 2 meses cuando se trata de un libro actualizado de una versión anterior. Hay que hacerlo fuera del horario de trabajo, ocupando tiempo familiar, e incluso durmiendo menos. 

Muchos creen que los libros se escriben por dinero. En todo caso, los libros se publican por dinero, pero no se escriben por dinero. Son muchas las personas que desean realizar esta profesión de escritor o quizás, por el tipo de libro, sea más apropiado decir “escribidor”, ya que sólo son libros técnicos. O como se dice en la jerga editorial, “el autor”. 

La palabra “escribidor” no existe, sólo una “licencia literaria” para exagerar la diferencia con la profesión de “escritor”, más asociada a novelas, ensayos, etc.

Quizás cuando sepan que una edición de un libro técnico (de software) en español como mucho saldrán 3000 o 4000 ejemplares a la venta, de la cual se espera que en 18 meses se venda al menos el 80% de la edición y en los primeros 6 meses deberían venderse al menos el 50% de esos ejemplares. O quizás, si supieran que la “ganancia” de un autor en un libro cuyo precio en el mercado sea de 30 euros, será algo menos de 1,30 euros, entonces el número de interesados por escribirlos se reduce. 

Escribir libros técnicos, de software, está claro que no es por dinero, ya que tu ganancia depende directamente de las ventas. La cantidad de horas dedicadas a un libro durante 4 meses, pueden superar las 350 o 400 horas de trabajo. Con lo cual, tras dedicar ese tiempo, lograrás publicar el libro. Al ser libros de informática, donde cada año sale una nueva versión, tendrás un tiempo muy limitado para escribirlo, hacer las capturas de pantalla del programa, imprimirlo, sacarlo a la venta, y deberá estar en el mercado al menos 6 meses antes que salga la siguiente versión del mismo programa, porque en ese momento las ventas de tu libro comenzarán a descender. Si queda mucho por vender, entonces, no podrás sacar el siguiente libro porque competirás en el mercado contra ti mismo y contra otros productos de la misma editorial. 

Si tienes suerte se venderá el 50% de la edición en 6 meses, y llegarás al 70 u 80% de las ventas unos 8 a 12 meses después. 

Haciendo cuentas, la ganancia será como autor (si todo va bien) de unos 8 euros la hora por tu trabajo. No está mal, si pensamos que es un dinero extra, pero bueno, no da para mucha cosa, como se imaginarán. Digamos que es como una paga extra y poco más.

Por lo tanto, escribir libros sirve para llegar a más gente y adquirir más experiencia a la hora de buscar maneras y caminos para enseñar. Todo se termina equilibrando. 

Hay que destacar que las editoriales, todas, son un negocio, donde lo que se busca es ganar dinero. Así que no hay que pensar mal, ni hacerse ideas extrañas. Crear un libro, me refiero a la parte física, implica un gasto y un fondo de inversión de riesgo. SI una editorial sacase a la calle un libro de 400 páginas en blanco, costaría casi lo mismo que si estuviese escrito. Al final el coste de un libro es la suma de los gastos de empleados, marketing, tecnología, secretaria, papel, portada, diseñadores, maquetista, distribuidor, ganancia del punto de venta, almacenaje, seguros, y un largo etc. Evidentemente sin letras impresas no tendría mucho sentido un libro, pero el coste del libro es el que es. Además, una empresa necesita tener un margen de ganancia que equilibre las ganancias y pérdidas de todo el volumen de negocio. No hay que hacer un MBA para saber esto.
También existe la posibilidad de escribir libros electrónicos. Es interesante, sin dudas, porque nos ahorramos todo el trabajo físico de impresión. Si el libro lo organiza una editorial, lo cierto es que el gasto mayor (el de imprimir, guardar y transportar) desaparece. Pero el resto de gastos más o menos son los mismos. Por lo tanto, cuando una editorial crea un libro electrónico, y siempre hablando de libros de informática, lo cierto es que se reduce el coste de producción, pero quizás a la mitad, o por más. De ahí, que el riesgo es importante, ya que vender un libro físico a 30 euros, tendrá un mercado claro, pero venderlo de manera electrónica a 15 euros, es muy probable que fracase, ya que los libros electrónicos se esperan que cuesten 4 o 5 euros como muy caros. 

La fórmula para venderlo a menor precio, implicaría vender muchos más, con la ventaja que se está llegando a mucha más gente, pero al final es un riesgo que en la práctica, y en Español, de momento no funciona. Repito, NO FUNCIONA (de momento).

Creo que el futuro de las editoriales, a corto plazo, teniendo en cuenta que en el 2015 habrán más tablets en el mundo que computadoras personales, y en el 2017 la diferencia será muy abrupta, sería que apostasen a fondos electrónicos de sus libros para vender de manera directa. Está claro que lo más cómodo es hacerlo en tiendas especializadas como Amazon y otras que van surgiendo, pero lo cierto es que ellos se llevan una parte importante de la comisión lo que compite directamente con la propia editorial en el precio final. Además de que promueven el préstamo del libro, un negocio interesante para el lector, pero nada apetecible para una editorial. 

Al final, la única manera que pueda ser rentable es para los escritores, que deseen publicar sus contenidos sin pasar por una editorial, ya que de esta manera la ganancia estará supeditada al precio de su libro, menos la comisión de la plataforma donde se publique. ¿El problema de esto? Cualquiera puede publicar un libro, crece la oferta, pero no hay nadie que regule el contenido realmente. El público, en todo caso. Lo cual es evidente que si hay más contenidos el lector ganaría con más ofertas, pero no necesariamente tendrán la calidad que exige una editorial para terminar de publicarlo. 

De ahí, creo que el trabajo de la editorial es fundamental y ojalá, en un futuro no muy lejano, se animen a tomar partido del mercado electrónico de manera activa, creando sus propios métodos para publicar y promocionar los libros. Estoy seguro que consiguiendo los socios adecuados tecnológicos, ganaríamos todos. La editorial, el autor, el socio tecnológico y por supuesto, el lector.

Con este artículo, despido la campaña de libros de AutoCAD 2011, AutoCAD 2012 y 3D Studio Max 2011. He salvado más de 3000 libros de convertirse en celulosa y ahora, están teniendo una segunda oportunidad en vuestras casas. Suerte con ellos.

Milton Chanes


    Oferta de hoy en cursos online

    Aprende Revit, Lumion y otros sin salir de casa

    Te has interesado por…

    Aún no has mirado mis cursos online

    Cursos Online – ¡Pruébalos!